• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

26 may. 2017

La misionera Mercedes Cuadrado lleva 50 años en Malí, donde recientemente hay ataques y violencia.

 Compartimos con vosotros un artículo de la revista Religión en Libertad:

En febrero de 2005, un equipo de radio de la cadena COPE, con Ángel Expósito a la cabeza, acudió a Mali a cubrir el trabajo de los militares, cooperantes y misioneros españoles en Bamako. Ese trabajo periodístico ganó después un premio del Ministerio de Defensa, 6.000 euros, que los periodistas enviaron a la Hermana Mercedes Cuadrado, una misionera que conocieron allí.



El pasado martes 2 de mayo la misionera explicó en los micrófonos de COPE, en el programa La Tarde, en qué se fue ese dinero.

"Hemos ayudado a la operación de una señora a la que habían hecho tres cesáreas y necesitaba una operación para poder seguir viviendo. Ha salido, está feliz y muy agradecida. A una familia que no tiene casa, se le ha procurado un dinero para que compren un terreno y puedan tener su casa. Hemos comprado leche para los bebés, hemos comprado libros para las escuelas. Todo eso..."

La hermana Mercedes pasa unas semanas en España, pero ya tiene el billete de vuelta para Malí, país que, dice, "es mi vida".




Medio siglo en un país musulmán
Ha vivido allí, donde los musulmanes son el 98% de la población,durante 50 años ya. "Nunca, nunca he tenido miedo en Mali, nunca", dice. "Son muchos años compartiendo la vida con aquel pueblo, me siento en mi casa, no me siento extranjera, ni me doy cuenta de que soy extranjera aunque la piel te haga diferente".

Pero la situación no es idílica. "Las cosas están preocupantes porque el terrorismo sigue, porque hace casi tres meses secuestraron a una hermana franciscana en un pueblecito y que llevaba allí diez años, hermanas que se ocupan de niños huérfanos, tienen una casa cuna y no sabemos nada", cuenta la hermana Mercedes, refiriéndose a la religiosa colombiana Gloria Cecilia Narváez, veterana de 12 años en África.

Trabajar con la mujer musulmana
"He vivido toda mi vida en un pueblo musulman y he trabajado siempre con la mujer y con la mujer musulmana y jamás he tenido un problema. He entrado en las familias y en mis primero 20 años en el Mali conocía a todas las familias de mi pueblo y todas me conocían a mí", explica.

"He trabajado toda mi vida con la mujer y he sido feliz", añade la misionera que lucha en Mali "porque la mujer encuentre su puesto en la sociedad para que sea un poco autónoma económicamente. Aprenden a coser, a bordar y luego se defienden en la vida".

Ser feliz con muy poco
En 2015 explicaba en "El Heraldo de Aragón": "En Mali aprendes a ser feliz con muy poco y, si tienes algo, es para la gente. Y eso te llena de alegría. He vivido en lugares muy pobres allí, como el país Dogón. Pero es un pueblo sencillo, acogedor, trabajador y abierto".

También habló sobre la oración: "Nuestra oración está siempre en torno a la realidad que vivimos. No podemos olvidar lo que está a nuestro alrededor… y lo que oímos del mundo. No tenemos muchos medios de comunicación, pero las noticias las oímos. Y eso lo presentamos en nuestra oración. Cuando ha habido guerra en Mali hemos hecho una oración en conjunto, en un estadio, donde nos juntamos musulmanes, animistas, protestantes y católicos. Y estaba lleno. Otra vez, hicimos una Eucaristía el día de Pentecostés y vino el presidente de Mali, que es musulmán, a animar a los católicos a seguir viviendo su fe y ayudando al país. Yo creo que esas cosas unen".