• "SÍGUEME"


    22 de enero: Jornada de Infancia Misionera 2017
  • INFANCIA MISIONERA


    Demos voz a los niños, son parte de la Iglesia y parte importante
  • ¿QUÉ ES INFANCIA MISIONERA?


    Una obra del Papa que promueve la ayuda recíproca entre los niños del mundo
  • ¿CÓMO AYUDA INFANCIA MISIONERA?


    Con cerca de 17 millones de euros de ayudas enviadas y más de 2.700 proyectos atendidos
  • ¿CÓMO PUEDES AYUDAR?


    Tu donativo servirá para que miles de niños puedan llevar una vida digna

20 ene. 2017

Así actúa #InfanciaMisionera: “Visitar a los presos”. La ayuda a los niños con padres encarcelados

OMPRESS-ROMA (17-01-17) En los países más pobres del planeta la situación de las cárceles es, en ocasiones, terrible. Prisiones superpobladas, con escasos medios, con carencias alimentarias y médicas. Desgraciadamente, estos lugares son el “hogar” donde viven las madres y los padres de muchos niños. La Obra Pontificia de la Infancia Misionera busca que los niños que colaboran con ella sean conscientes de esta terrible realidad. Con su generosidad se ayuda a la situación de niños, como ellos, que sufren las consecuencias de los delitos y errores de sus padres, y la falta de medios y cuidados de las sociedades en que viven.
Por eso, haciendo realidad la Obra de Misericordia “visitar a los presos”, Infancia Misionera ha hecho llegar a la hermana Comfort Amevor, en Botsuana, 4.000 dólares para los niños que atiende en la escuela de la prisión donde trabaja, en Francistown. Hijos de las presas, la hermana les atiende en su educación y en muchas otras cosas más, porque les lleva ropa, alimentos y medicinas básicas, además de libros, lápices y juguetes.
El párroco de St. Michel en Man, Costa de Marfil, dedica gran parte de su tiempo a atender las necesidades de los niños de prisión cercana a la parroquia. En esta cárcel las condiciones son inhumanas, puesto que estaba pensada para 300 presos y, en realidad, viven 1.000, muchos de ellos menores de edad. Con una ayuda de Infancia Misionera les lleva comida y vestido, mantas para que no duerman directamente en el suelo… En Dimbokro, también en Costa de Marfil, se ayuda a los niños en el centro de detención de la localidad. Son niños que tienen más de 10 años, y deberían estar en prisiones especiales, pero en este centro de Dimbokro viven en condiciones terribles y, en muchos casos, cuando salen de la cárcel, siguen siendo analfabetos.
En el St. Henen's Home de Coimbatore, en la India, se intenta dar un hogar a cerca de 100 niños, cuyos padres están en la cárcel por diversos delitos. Los 5.500 dólares que ha solicitado a Infancia Misionera van directamente al sostenimiento de esta casa-hogar, donde se les cuida, alimenta y educa para que no repitan los errores de sus padres. En Agra, al norte del país, Infancia Misionera ha colaborado con 6.000 dólares con uno de los cuatro hogares para ayudar a niños con dificultades, que mantienen las religiosas Franciscanas Clarisas, una congregación religiosa india. En el Asha Sadan Home, todas las niñas son hijas de madres encarceladas. Las hermanas les ofrecen una vida digna y esperanza para el futuro.

19 ene. 2017

Casi 2.800 proyectos a favor de los niños.#InfanciaMisionera

Ayer tuvo lugar en Madrid la rueda de prensa en donde Obras Misionales Pontificias presentó la Jornada de Infancia Misionera que se celebrará el próximo 22 de enero con el lema "Sígueme"



En esta presentación el director de OMP España dió las claves de esta Jornada impulsada por el Papa, que implica activamente a los niños en la Misión de la Iglesia; y se dió cuenta de la generosidad de los niños españoles.
Además, el director de OMP Marruecos explicó cómo Infancia Misionera apoya el trabajo silencioso de la Iglesia católica en un país musulmán, donde la única forma de evangelizar es a través de la caridad con los más pobres niños, presos, inmigrantes y refugiados...

Gracias a la ayuda mundial de la Infancia Misionera, se pudieron sacar adelante casi 2.800 proyectos a favor de los niños. Los niños son los protagonistas de esta solidaridad universal en la que todos son a la vez donantes y receptores. 

Para presentar este “Domund de los niños”, que en España se celebrará el próximo domingo 22 de enero, ha estado en nuestro país el director de OMP de Marruecos, Simeón Stachera. En 2016, Marruecos recibió 59.000 $ de Infancia Misionera, que permitió atender 13 proyectos en los que se beneficiaron 7.621 niños

Simeón Czeslaw Stachera, director de OMP Marruecos y vicario general de Tánger, es ante todo “un misionero”. Así lo presentó el director de OMP en España, Anastasio Gil. Este franciscano de origen polaco ‒durante muchos años misionero en Bolivia‒, confiesa que se sintió “perdido” al llegar a la misión en Marruecos. Sin embargo, hoy se considera amigo del rey Mohamed VI, y “párroco de todos”, no sólo de la pequeña comunidad cristiana del país. Stachera afirma que “cuando hay amistad entre cristianos y musulmanes, ya no hay miedo”, por eso la Iglesia que se encuentra en Marruecos sabe que no puede quedarse en los templos y va “a la vida, a las familias”, allí donde pueda estar “para responder y dignificar la vida humana”.
Como director de OMP en Marruecos, su trabajo con los niños atiende a tres frentes. Uno es con las minorías cristianas, donde es necesario trabajar sobre todo con los niños de trabajadores extranjeros que pasan un período de tiempo en el país. También la educación con los niños marroquíes y la lucha contra la pobreza, donde ha destacado la generosidad de la Iglesia en España, sobre todo en cuanto a personal (hay 78 misioneros españoles en el país) y ayuda económica. Y un ámbito nuevo desde hace 5 ó 6 años, con los niños migrantes vulnerables, donde las situaciones de desprotección abarcan un amplio abanico, desde los niños abandonados hasta aquellos que pierden a sus padres en el camino. El director de OMP en Marruecos destacó en este campo la implicación personal del arzobispo de Tánger, el también misionero franciscano español, Santiago Agrelo. Stachera afirma sin ambages que “el campo del migrante es ahora el nuestro”.
En este contexto, el director de OMP en España se lamentó de que las únicas noticias que tenemos de Marruecos sean por “la valla que nos separa”, y subrayó que “los niños que viven en Marruecos son como los que viven en nuestro pueblo”. Gil destacó que “del otro lado de la valla, muchos niños reciben la ayuda de la Infancia Misionera, muchos musulmanes, mientras nosotros recibimos desde allí el testimonio de una vida de fe que nos dinamiza”.
El Fondo Universal de Solidaridad de la Obra de Infancia Misionera, distribuyó en 2015 16.939.649,13€,  para  sostener 2.795 proyectos de ayuda a la Infancia de los territorios de misión. La aportación de España fue de 2.650.357,66€, pero ningún país se queda fuera de esta corriente de solidaridad en la que los niños de todos los países son protagonistas (como ejemplo Marruecos aportó 6.500 dólares y Argelia 123).
Con el lema “Sígueme”, la Jornada de este año, enfatiza también la aportación educativa que la Infancia Misionera hace a los niños, como demuestran en #InfanciaMisionera, los testimonios de los misioneros que cambiaron sus sueños de niños para responder a la vocación a las que les llamaba Jesús. 
Pueden leerse en: Testimonios misioneros


¿Como puedes colaborar con #InfanciaMisinera?

SE PUEDE COLABORAR CON UN DONATIVO PARA INFANCIA MISIONERA. MILES DE NIÑOS EN TODO EL MUNDO DEPENDEN DE LAS AYUDAS QUE LES LLEGA DEL FONDO UNIVERSAL DE SOLIDARIDAD DE INFANCIA MISIONERA



Durante todo el año se reciben donativos para INFANCIA MISIONERA los niños son los primeros colaboradores que entregan generosamente su donativos para ayudar a los pobres y necesitados. A través de ellos lo hacen las personas adultas, especialmente sus padres y familiares, sus educadores y tutores, y quien se siente solidario con los más pequeños y vulnerables.

Los donativos para misiones recogidos a través de la Obra Pontificia de Infancia Misionera en todo el mundo forman un Fondo Universal de Solidaridad. El dinero se distribuye equitativamente entre todos los Territorios de Misión.



¿Cómo hacer un donativo para INFANCIA MISIONERA?

  • Puedes entregar un donativo en tu parroquia o directamente en la Delegación de Misiones de Lugo.
  • Puedes efectuar un ingreso en las siguientes cuentas bancarias de las Obras Misionales Pontificias de Lugo:

1.      Abanca: ES42 / 2080 / 0152 / 60 / 3000034554.
2.      CaixaBank: ES58 / 2100 / 5825 / 1702 / 0012 / 6328


También se puede colaborar con INFANCIA MISIONERA:

  • Con una aportación económica fija
Puedes colaborar con una aportación fija con la periodicidad e importe que desees. Consciente de que las necesidades en las misiones son muchas, con una domiciliación bancaria estarás cerca de los misioneros durante todo el año.

  • Con tu testamento o legado.
Las herencias y legados a favor de las misiones son uno de los principales cauces de apoyo a la labor de los misioneros y de las misiones. Desde 1922, fecha en que las Obras Misionales recibieron su carácter pontificio, decenas de católicos españoles han querido que su última voluntad tuviera un carácter misionero, dejando sus bienes a este fin.

  • Con la Tarjeta Visa Domund:
Contratando la Visa Domund tendrá la satisfacción de ayudar a los misioneros cada vez que la utilice; un simple gesto que puede ser de gran ayuda para muchos. Puedes descargar toda la información y contratar la Visa Domund en: http://www.omp.es/OMP/visadomund/visadomund.htm

SE PUEDE COLABORAR CON UN DONATIVO PORQUE MUCHOS POCOS HACEN MUCHO Y LOS MISIONEROS NECESITAN TU AYUDA POR PEQUEÑA QUE SEA

18 ene. 2017

Ganadores del Concurso de Christmas de #InfanciaMisionera en la fase diocesana

Estos son los ganadores del concurso de Christmas: 

Mara Seijas Lovelle de la Parroquia San Antonio 



Yaiza Trashorras Veiga del Colegio Mª Auxiliadora




Nayala de la parroquia San Francisco Javier





Lucía Castaño López, 10 años del Colegio La Milagrosa 



Se les hará entrega de un obsequio durante la Jornada de Infancia Misionera. 

Así actúa Infancia Misionera: “Vestir al desnudo”. Devolver la dignidad a quienes la han perdido

OMPRESS-ROMA (16-01-17) La Obra Pontificia de la Infancia Misionera busca educar a los niños en su compromiso como cristianos de llevar el Evangelio y ayudar a sus coetáneos en dificultad, niños que carecen hasta de lo necesario. Por eso, “vestir al desnudo”, dar dignidad a quienes la han perdido, es una de las labores que lleva adelante esta Obra Pontificia en todo el mundo, gracias a la generosidad de tantos niños. El “sígueme”, lema de la campaña de Infancia Misionera de este año, cuya jornada celebraremos el próximo 22 de enero, se plasma en cada una de las obras de misericordia.
En Marruecos, las temperaturas bajan mucho por la tarde-noche, aunque por el día sean moderadas, y el único sistema de calefacción son la ropa y la manta, por eso, es muy triste la situación de los hijos de inmigrantes. En la ruta de la inmigración nacen numerosos niños de madres solteras que no han podido pasar a Europa. Para 150 de estos niños, la diócesis de Rabat, ha puesto en marcha un programa de cuidados, con el que colabora Infancia Misionera con 3.000 dólares, para que no les falte ropa limpia y digna.
En Ruanda, en Ruhengeri, está el proyecto “Enfants pauvres”, financiado con 6.000 dólares por la Obra Pontificia, que ayuda a 130 niños, huérfanos del Sida, con todo tipo de ayudas, sobre todo vestido, de manera que tengan una vida digna. En Egipto, el Centro “Bambi”, cerca de Alejandría, se ocupa de que 90 niños discapacitados mentales salgan adelante. Infancia Misionera aporta 5.000 dólares para su vestido y para la compra de leche.
En la República Centroafricana, son los niños refugiados, los verdaderos pobres de nuestra época, quienes no tienen ni vestido, ni alimento, ni medicinas. En la diócesis de Alindao, han puesto en marcha dos escuelas, una en la misma localidad de Alindao y otra en Mobaye. La Iglesia de Alindao no está dispuesta a que estos niños vivan en la miseria, sin escuela, y que estén mal alimentados, mal atendidos y mal vestidos. Gracias a la generosidad con la campaña de Infancia Misionera se les han hecho llegar 5.000 euros a cada una de las escuelas, con los que se les ha podido facilitar vestido y hasta un uniforme escolar, del que están muy orgullosos, a los más de 160 niños de estas escuelas.
Una solicitud de financiación de uniformes escolares llegó a Infancia Misionera desde Neyyattinkara en la India. A los estudiantes se les pide en los colegios de esta zona vestir el uniforme que prescribe el Estado para todos los alumnos. Muchas familias son demasiado pobres para cumplir este requisito, y los niños acaban por no ir a la escuela. La hermana Bindhu ha logrado, gracias a 3.300 dólares que le envió Infancia Misionera, que 1.000 niños tengan su uniforme.
En el vecino Bangladesh, los niños de la zona que atiende la parroquia de Mundumala, más de 70 aldeas, sufren la terrible pobreza de sus familias, por lo que con 5.000 dólares se les provee de lo más necesario, sobre todo ropa, y se les envía al colegio.